Audio & Video La Otra Historia con Memo Anjel [ Emperador Romano Trajano ]
#1
Rainbow 
La Otra Historia con Memo Anjel [ Emperador Romano Trajano ]
[Image: 368px-Traianus_Glyptothek_Munich_336.jpg]

Marco Ulpio Trajano (en latín, Marcus Ulpius Traianus;1​ Itálica, 18 de septiembre de 53-Selinus, 9 de agosto de 117) fue un emperador romano que gobernó desde el año 98 hasta su muerte en 117, siendo el primero de origen hispánico y el segundo de la tradicionalmente llamada dinastía Antonina o, según reciente propuesta, dinastía Ulpio-Aelia.n. 1​ Oficialmente declarado por el Senado optimus princeps (en español, el mejor gobernante), Trajano es recordado como un exitoso soldado-emperador que presidió la mayor expansión militar de la historia romana, hasta el momento de su muerte, así como por su actividad filantrópica.

Nacido en la ciudad de Itálica, en la Bética, la familia de Trajano era de origen itálico y, tal vez, íbero. Trajano subió a la prominencia durante el reinado del emperador Domiciano. Sirviendo como legatus legionis en la Hispania Tarraconensis. En el año 89, apoyó a Domiciano contra una revuelta en el Rin conducida por Lucio Antonio Saturnino. En septiembre del año 96, Domiciano fue asesinado en una conspiración, siendo sucedido por Nerva, un senador anciano y sin hijos que resultó ser impopular en el ejército. Después de un breve y tumultuoso año en el poder, que culminó con una revuelta de miembros de la guardia pretoriana, Nerva se vio obligado a adoptar a Trajano como su heredero y sucesor. Murió el 27 de enero de 98 y fue sucedido por su hijo adoptivo sin incidentes.

Como administrador civil, Trajano es conocido sobre todo por su amplio programa de construcción de edificios públicos que reformaron la ciudad de Roma y dejó numerosos monumentos perdurables como el foro de Trajano, el mercado de Trajano y la Columna Trajana. Sin embargo, fue como comandante militar por lo que celebró sus mayores triunfos. En 101 lanzó una expedición punitiva contra el reino de Dacia gobernado por el rey Decébalo, derrotando al ejército dacio cerca de Tapae en 102 y conquistando finalmente el país en 106. Un años después, fue más al Este y se anexionó el reino nabateo, estableciendo la provincia de Arabia Pétrea. Luego de un período de relativa paz, lanzó su campaña final en 113 contra Partia. Llegó hasta la ciudad de Susa en 116, logrando con ello la mayor expansión del Imperio romano. Durante esta campaña, Trajano enfermó y falleció mientras volvía a Roma. Fue deificado por el Senado y sus cenizas se enterraron en una cámara al pie de la Columna Trajana. Le sucedió su sobrino segundo y pupilo Adriano.

En el momento de su muerte su onomástica completa era Imperator Caesar Divi Nervae filius Nerva Traianus Optimus Augustus Germanicus Dacicus Parthicus. Tras su apoteosis oficial se le llamó Divus Traianus, a veces añadiéndosele alguno de los demás cognomina, especialmente Augustus y Parthicus.
Primeros años y ascenso al poder
Véase también: Emperadores Antoninos
Marco Ulpio Trajano nació el 18 de septiembre de 53 d. C. en la ciudad de Itálica, en la actual Santiponce, adscrita a la provincia romana de Baetica, intensamente romanizada. Parece que su familia no era patricia.2​ La patria de los Ulpios era Itálica,3​ donde sus antepasados se habían asentado a finales del siglo III a. C. Esto indica que el origen italiano era de proverbial importancia, pero recientemente se ha señalado convincentemente que los antepasados de la familia eran nativos, siendo Trajano el Viejo en realidad un Traius adoptado por la familia de los Ulpii.4​ El propio Trajano no era más que uno de los muchos y bien conocidos Ulpios (Ulpii) en una serie que continuó mucho después de su propia muerte. Su hermana mayor fue Ulpia Marciana y su sobrina era Matidia la Mayor. Su madre era Marcia y su padre, Marco Ulpio Trajano, un prominente senador y general, que había sido uno de los seguidores más importantes de Vespasiano tras la muerte de Nerón.

Como su padre, Trajano era fiel a la casa de los Flavios. Hombre joven y trabajador, ascendió por méritos en la escala del ejército romano, sirviendo en algunas de las partes más polémicas de la frontera imperial, en diversos lugares del Imperio, desde su nativa Hispania hasta Siria, el Danubio y Germania.5​ En 76-77, el padre de Trajano fue gobernador de Siria (Legatus pro praetore Syriae). Allí, con 24 años, Trajano tuvo el mando de una legión.

Siguió las diversas etapas del cursus honorum senatorial ordinario; fue cuestor, pretor y legado. Esto le dio la posibilidad de adquirir cierto conocimiento sobre las fronteras y la vida del soldado, primero, y de los oficiales, después. Destacó en el ejército romano en tiempos de Domiciano. Fue tribuno militar (tribunus legionis) en Siria, y legado de la legio VII Gemina en Hispania, con cuyos efectivos aplastó con éxito en Germania Inferior la revuelta de Antonio Saturnino en 89. Más tarde fue cónsul en el año 91, junto con Manio Acilio Glabrión. En torno a ese año, llevó consigo a Apolodoro de Damasco a Roma.

En el año 96 se convirtió en gobernador de Germania Inferior, prestando servicio sobre la frontera germana, una de las más problemáticas del imperio, a lo largo del río Rin. Residió en Maguncia y Colonia (Alemania). Tomó parte en las guerras del emperador Domiciano contra los pueblos germanos, y era conocido como uno de los mejores comandantes del imperio cuando, en el año 96, fue asesinado Domiciano.

El 18 de septiembre, Nerva sucedió a Domiciano. Era un senador viejo y sin descendencia que resultaba muy impopular en el ejército y necesitaba hacer algo para obtener su apoyo. Después de un breve y tumultuoso año en el poder, una revuelta de miembros de la Guardia Pretoriana obligó a Nerva a adoptar al muy popular Trajano, entonces gobernador de la Germania Superior, como heredero y sucesor, en la primavera o el verano de 97, prefiriéndolo a Marco Cornelio Nigrino Curiacio Materno. El emperador le hizo participar en su gobierno. Su rápido ascenso se debió a diversos motivos: Nerva estaba en dificultades por una revuelta de los pretorianos, y el viejo grupo de senadores, no comprometidos en los últimos tiempos de Domiciano, pudo haber considerado oportuno el ascenso de un buen general, de nobleza reciente, pero sólida, popular, y sobre todo al frente de las legiones más cercanas a Italia. Además, es posible que otros miembros de élites ibéricas, Lucio Licinio Sura sobre todo, luego elegido por Trajano como sucesor suyo en la Germania Superior, hubiera tenido un peso en el ascenso. Según la Historia Augusta, fue el futuro emperador Adriano quien llevó a Trajano la noticia de su adopción.6​ Nerva murió inesperadamente el 27 de enero del 98, y su muy respetado hijo adoptivo, Trajano, le sucedió sin incidentes. Trajano se mantuvo cerca de las fronteras del Rin y del Danubio. Con el gobierno terrorífico de Domiciano aún reciente, fue recibido con los brazos abiertos por el Senado. Como consecuencia el gobernador de Syria Marco Cornelio Nigrino Curiacio Materno, barajado por Nerva como posible sucesor y con una prestigiosa carrera militar bajo Domiciano, fue evaluado como potencial rival de Trajano y fue fulminantemente cesado y sustituido provisionalmente por Aulo Larcio Prisco, legado de la Legio IV Scythica, quien ocupó interinamente el cargo de gobernador como pro legatus consularis sin tener siquiera rango pretorio, hasta la llegada de Javoleno Prisco en 99.7​

Emperador
Trajano se encontraba en Colonia cuando su sobrino segundo Adriano (futuro emperador y entonces tribuno) le comunica el fallecimiento de Nerva. Se convertía en emperador el 27 de enero del 98, a la edad de 45 años. El ser el primer emperador no itálico demostraba que la península itálica estaba perdiendo su papel central en la política romana. Una vez nombrado emperador, no marchó rápidamente a la capital, sino que se limitó a sustituir algunos hombres infieles, a castigar a los pretorianos involucrados en la revuelta contra su predecesor, reduciendo a la mitad el tradicional donativo para celebrar el ascenso al trono. Una de sus primeras actuaciones fue mejorar la red de carreteras entre Mogontiacum (Maguncia) y Augusta Vindelicorum (Augsburgo). Además inició la construcción de un limes para asegurar los Campos Decumanos (Agri decumates, tierras germanas en el lado derecho del Rin), que habían sido ganadas para el imperio bajo Domiciano. Cuando estuvo satisfecho con la seguridad del territorio entre el Rin y el Danubio marchó a Roma, donde hizo su entrada triunfal dos años después de ser nombrado emperador, tras de haber asegurado la frontera renana.

Para la Historia, Trajano destaca sobre todo como comandante militar, particularmente por sus conquistas en Oriente Próximo, pero inicialmente por las dos guerras contra Dacia, en lo que hoy es Rumanía —su conquista (101-102), luego su reconquista demorada del reino fronterizo transdanubiano de Dacia—, una región que había perturbado el pensamiento romano desde hacía más de una década con la desfavorable (y, para algunos, vergonzosa) paz negociada por los servidores de Domiciano.10​ Durante el reinado de Trajano uno de los más importantes éxitos romanos fue la victoria sobre los dacios. La primera confrontación importante entre los romanos y los dacios aconteció en el año 87 y fue iniciada por Domiciano. El prefecto pretoriano Cornelio Fusco cruzó el Danubio con cinco o seis legiones sobre un puente de barcas y avanzó hacia Banato (en Rumanía). Fueron sorprendidos por un ataque dacio en Tapae (cerca del pueblo de Bucova, en Rumanía). La Legión V Alauda fue aplastada y Cornelio Fusco fue sacrificado. El general victorioso se llamaba en un principio Diurpaneo (véase Manea, p. 109), pero después de esta victoria fue llamado Decébalo (el valiente).

El emperador Domiciano había hecho campaña contra Dacia desde 86 a 87 sin asegurarse un resultado decisivo y Decébalo había desobedecido descaradamente los términos de la paz (89) que había pactado al término de esta campaña.

Con esta ofensiva para ampliar territorios, Trajano acababa con una política seguida desde los tiempos de Augusto de mantener el Imperio dentro de ciertos límites y hacer simples guerras defensivas. La única excepción había sido la conquista de Britania en tiempos de Claudio. Hacia marzo de 101, Trajano inició su primera guerra contra los dacios liderados por Decébalo. Para ello, Trajano pasó a la orilla septentrional del Danubio sobre un puente de piedra que había construido, cruzó las Puertas de Hierro y se dirigió hacia la capital, Sarmizegetusa.5​ Atacó el reino de Dacia con cuatro legiones,n. 2​ Derrotó al ejército dacio cerca de un puerto llamado Tapae, en la llamada Segunda batalla de Tapae. Las tropas de Trajano, sin embargo, quedaron dañadas en el encuentro, y desistió de cualquier otra campaña durante el resto del año, para curar a los heridos, recibir refuerzos y reagruparse.n. 3​

Durante el invierno posterior, el rey Decébalo lanzó un contraataque cruzando el Danubio más lejos corriente abajo, pero fue rechazado. El ejército de Trajano se adentró más en territorio dacio y forzó al rey Decébalo a someterse el año siguiente, después de que Trajano acampara a pocos kilómetros de la capital, Sarmizegetusa Regia.

Al volver a Roma, obtuvo el título de «Dácico» (Dacicus) y se conmemoró el triunfo,5​ celebrado en el Tropaeum Traiani. No obstante, Decébalo, al que habían dejado que se las arreglase solo, en 105 emprendió una invasión contra territorio romano intentando levantar a algunas de las tribus del norte del río contra Roma.n. 4​ Trajano se puso de nuevo en marcha, partiendo de Ancona y llegando a las riberas del Danubio. Las fuentes hablan de 13 legiones trasladadas para someter definitivamente aquella tierra rica en oro y aquel pueblo que durante el reino de Domiciano había pasado Mesia a hierro y fuego. Creó dos nuevas legiones, la Legio II Traiana fortis y la Legio XXX Ulpia Victrix.5​ Hizo construir, con el diseño de Apolodoro de Damasco, su macizo puente sobre el Danubio, empresa muy parecida por otra parte a la de César con Ariovisto.
Conquistó Dacia completamente en 106, a pesar de la fuerza y la vehemencia de los dacios, guerreros que si no caían en la batalla se suicidaban por su dios Zalmoxis. El avance del ejército de Roma hasta la capital Sarmizegetusa Regia no padeció obstáculos gracias a su superioridad numérica, a la logística y a las tácticas ya consolidadas por siglos de guerras y asedios. La comprobada formación en tortuga, por ejemplo, fue el centro de las tácticas de asedio en Dacia. Con ocasión de estas batallas, además, Trajano introdujo una nueva arma, el carrobalista, el verdadero antepasado del cañón de campaña, un medio que reunía la movilidad necesaria en batalla con una gran potencia y que contribuyó a la victoria romana. Los romanos tomaron la capital dacia, Sarmizegetusa, y la destruyeron. Decébalo se suicidó, y su cabeza cortada fue exhibida en Roma en los escalones que llevaban al Capitolio. Fundó una nueva ciudad, «Colonia Ulpia Traiana Augusta Dacica Sarmizegetusa», en otro lugar distinto a la de la previa capital dacia, aunque llevó el mismo nombre, Sarmizegetusa. Colonizó Dacia con romanos y la anexionó al imperio como una nueva provincia. Las campañas dacias de Trajano beneficiaron las finanzas del Imperio a través de la adquisición de las minas de oro de Dacia. Además, descubrió el tesoro escondido de Decébalo, que ascendía a 165 toneladas de oro y el doble de plata.5​ Estas guerras se conmemoran en la columna de Trajano, que se levantó conjuntamente con el Foro (Foro de Trajano), donde fue colocada para celebrar la gran victoria.

Expansión en el Este
Aproximadamente al mismo tiempo Rabbel II Sóter, uno de los reyes clientes de Roma, murió. Este acontecimiento pudo haber impulsado la anexión del reino nabateo, aunque la manera y las razones formales de la anexión son inseguras. Ciertas evidencias epigráficas sugieren una operación militar, con fuerzas de Siria y Egipto. Lo que resulta claro, sin embargo, es que para el año 107, se establecieron legiones romanas en la región que rodea Petra y Bostra, como se muestra en un papiro encontrado en Egipto. Este reino de los nabateos se convirtió en provincia romana con el nombre de Arabia Pétrea, que abarca el sur de la actual Jordania y el noroeste de Arabia Saudí. Con la anexión del reino nabateo se aseguró la continuidad territorial entre Egipto y las provincias asiáticas. Todo el Mediterráneo quedaba desde entonces en manos de los romanos, los cuales lo consideraron «un lago privado», confiriéndole el título de mare Nostrum. Judea y la Arabia Nabatea serían dos excelentes plataformas de partida para las futuras campañas orientales de Trajano.

Período de paz
Los siete años siguientes, Trajano gobernó como un emperador civil, pero con el mismo éxito que antes. Fue en esta época cuando mantuvo correspondencia con Plinio el Joven sobre el tema de cómo manejar a los cristianos del Ponto, diciéndole a Plinio que los dejara en paz a menos que practicaran abiertamente su religión.n. 5​ Construyó varios edificios nuevos, monumentos y carreteras en Italia y su Hispania natal. Su magnífico complejo en Roma se alzó para conmemorar sus victorias en Dacia, y en gran medida se financiaron con el botín de esa campaña; estaba formado por un foro, la Columna Trajana y el mercado de Trajano que todavía se conservan en la Roma actual. También fue un prolífico constructor de arcos triunfales, muchos de los cuales se conservan y reconstructor de carreteras como la vía Trajana y la vía Trajana Nova.

En el 107, tras volver de Oriente celebró un triunfo en Roma por sus victorias en Dacia y Arabia.

Un acto destacado de Trajano fue celebrar unos juegos de gladiadores de tres meses en el gran Coliseo de Roma, aunque la fecha exacta se desconoce. Combinando carreras de carros, lucha con animales y luchas de gladiadores, se dijo que este espectáculo sangriento había dejado 11 000 muertos, en su mayoría esclavos y criminales, por no mencionar a las miles de bestias feroces muertas junto con ellos. Atrajo a un total de cinco millones de espectadores durante los juegos.

Otro acto importante fue su creación formal de los alimenta, un programa de bienestar que ayudaba a niños huérfanos y pobres por todo el imperio romano. Proporcionaba fondos generales, así como comida y educación subvencionada. El programa se vio apoyado inicialmente por los fondos de la guerra dacia, y más tarde por una combinación de impuestos estatales y filantropía.11​ Así favorecía al tiempo el desarrollo de la natalidad, que había caído hasta índices alarmantes, de manera que se corría el peligro de que hubiera escasez de soldados. Sobre el arco de Benevento está representada la distribución de víveres entre la población y sobre todo a los niños pobres sobre la base de la Institutio Alimentaria. También en relieves conservados en el Foro Romano se hace referencia a la institución de los Alimenta Italiae en favor de los pueri et puellae alimenticios.



Las guerras contra los partos
En 113 Trajano comenzó una campaña contra los partos, provocada por la decisión del rey parto Osroes de colocar a un rey títere inaceptable en el trono de Armenia, un reino sobre el cual habían compartido hegemonía los dos grandes imperios desde los tiempos de Nerón unos cincuenta años antes. Probablemente, la idea del emperador nacía también de su deseo de llevar a cabo las campañas que tenía ideadas Julio César, su autor favorito, antes de morir: al norte del Danubio y contra los partos.5​

La primera fase fue un completo éxito. Los partos fueron derrotados y Armenia, Asiria y Mesopotamia fueron integradas en el Imperio. Comenzó por Armenia, deponiendo en el año 114 a su rey parto, Partamasiris, y convirtiendo a Armenia en provincia romana. Luego marchó hacia el sur, entrando en la propia Partia, tomando las ciudades de Babilonia, Seleucia y finalmente la capital Ctesifonte en el año 116. Siguió hacia el sur, hasta alcanzar el golfo Pérsico, lamentando ser demasiado viejo para seguir los pasos de Alejandro Magno5​ y alcanzar la propia y distante India. Fue el punto oriental más lejano al que llegó el Imperio romano.5​ No solo quedó ocupada toda Mesopotamia sino que la vanguardia del ejército romano, dirigida por Lusio Quieto se asomó a las primeras cadenas montañosas de Persia. Con las nuevas provincias de Mesopotamia y Asiria, el Imperio alcanzó su máxima extensión, fijando su frontera oriental en el río Tigris y no, como hasta entonces, en el Éufrates.
Más allá de estos límites no pudo proseguir, ante todo, por problemas logísticos. La vastedad de los territorios ocupados y la presencia de sacos de resistencia y la táctica de la guerrilla con arqueros a caballo, usada por los partos, ponían en peligro la conquista. En 116, Trajano, consciente de las dificultades, decidió adoptar las armas de la política, depuso al rey parto Osroes I y puso su propio gobernante títere, Partamaspates en el trono. Por otro lado, su salud comenzó a fallarle. La ciudad fortaleza de Hatra, con el Tigris en su parte posterior, seguía resistiendo contra los repetidos asaltos romanos. Estuvo personalmente presente en el asedio y es posible que sufriera un golpe de calor con esas elevadas temperaturas. Poco después, los judíos del interior del Imperio romano se alzaron en rebelión una vez más, como hizo el pueblo de Mesopotamia. Los judíos se rebelaron por todo Oriente Próximo: Egipto, Chipre, Cirenaica, Judea y Mesopotamia desde el año 115, en plena campaña contra los partos.5​ El emperador se vio obligado a retirar su ejército para aplastar las revueltas. Lo consideró simplemente como un contratiempo pasajero, pero estaba destinado a no volver nunca a mandar a un ejército en el campo de batalla, entregando sus ejércitos orientales al legado de alto rango y gobernador de Judea, Lusio Quieto, quien se hizo cargo junto con Marcio Turba. Las conquistas de Trajano hicieron crecer el imperio de 5 millones de km2 a más de 6 millones.

Más tarde en 116, Trajano cayó enfermo y emprendió el viaje de vuelta hacia Italia. Su salud declinó en la primavera y el verano de 117, y para cuando llegó a Selinus de Cilicia, que más adelante se llamó Trajanópolis en su honor, murió repentinamente de edema el 9 de agosto. Las cenizas de Trajano se colocaron debajo de la Columna Trajana, el monumento que conmemoraba su éxito, derogando la antigua ley que impedía las sepulturas en el interior del perímetro ciudadano. La urna se perdió durante las invasiones bárbaras, y se perdió su rastro, siendo presumiblemente fundida. Adriano, al convertirse en emperador, devolvió Mesopotamia al imperio parto, como parte de un tratado de paz en el 125, pero se conservó el resto de territorios conquistados por Trajano.


Es un Programa Radial de la UPB de Medellin, con el Profesor & Filosofo Memo Anjel Junto con Ana Cristina Aristizábal comunicadores sociales de la Universidad Pontificia Bolivariana UPB en Medellín. 

https://co.ivoox.com/es/29569631


Radio Bolivariana Promueve los valores sociales y cristianos como base para el desarrollo integral del ser humano. Ayuda a la comunidad en aspectos como la educación, la familia, la salud y la evangelización, mediante una programación social, participativa, cultural y recreativa. 

José Guillermo Ánjel ( Memo Ánjel, Medellín, 1954 ), Comunicador Social Periodista y Doctor en Filosofía de la Universidad Pontificia Bolivariana ( UPB ), donde ha sido docente en la Escuela de Teología, Filosofía y Humanidades, la Escuela de Ciencias Humanas y la Facultad de Comunicación Social y Periodismo, de la cual también fue su director. 
Se desempeña así mismo como columnista del periódico El Colombiano y director del programa radial [ La Otra Historia ]. 

Sus libros han sido publicados en Alemania y Suiza, traducidos al alemán, y entre sus textos en español se encuentran:
- Mesa de judíos.
- Todas las características de la tortuga
- Inventario de mujer de Buenos Aires y Zürich ( novelas )
- Historias del barrio Prado (crónicas) 
- De lo político en Spinoza y De las razones del guerrero ilustrado ( ensayos )
- Comunicación, espacios y ciudad (crónicas urbanas)
- De dictadores, ángeles peatones y pecados renovados ( ensayo sobre América Latina )
- Historia de una herejía ( historia fabulada )
- De la farmacopea del Descubrimiento ( historia )
- Cuentos Judios   
- Café del Sur
- Calor intenso - 18 cuentos del Caribe ( relatos ). 
- Sobre lo que pasa Leyendo
- Aquí te traje el mar
- Sin parasitar ( ensayo )
- La luna verde de Atocha
- Todos los sitios son Berlín
- Libreta de apuntes de Yehuda Malaji, relojero sefardí
- Zurich es una letra alef
- El tercer huevo de la gallina
- El Aire que Habita el Tiempo
- la mujer de Ameghino

Es uno de los pocos escritores judíos que tienen Colombia y Latinoamérica. Nació en una familia judía sefardí que al igual que las demás, llegó hasta Latinoamérica con la ilusión de encontrar un mejor futuro. Periodista, tiene un postdoctorado en Filosofía,  es caricaturista, profesor universitario, conferencista y la gente se sorprende con su memoria prodigiosa que le permite recordar fragmentos de textos, historias o conceptos.

Ana Cristina Aristizábal Periodista y Docente de la Universidad Pontificia Bolivariana, Se desempeña así mismo como columnista del periódico El Colombiano

Referencias:
[Image: 51.jpg]
We11World [ Winning Eleven ] , Blog , Archive Forums
Reply


Possibly Related Threads...
Thread Author Views Last Post
Rainbow
Audio & Video
 La Otra Historia con Memo Anjel [ Marco Polo ]
DiegoPino 11 12-15-2018, 05:07 AM
Last Post: DiegoPino
Rainbow
Audio & Video
 La Otra Historia con Memo Anjel [ El Caminar ]
DiegoPino 10 12-15-2018, 05:01 AM
Last Post: DiegoPino
Rainbow
Audio & Video
 La Otra Historia con Memo Anjel [ Selma Lagerlof ]
DiegoPino 10 12-15-2018, 04:59 AM
Last Post: DiegoPino
Rainbow
Audio & Video
 La Otra Historia con Memo Anjel [ Aleksandr Pushkin ]
DiegoPino 10 12-15-2018, 04:53 AM
Last Post: DiegoPino
Rainbow
Audio & Video
 La Otra Historia con Memo Anjel [ ¿Qué pasa si esta sociedad desaparece? ]
DiegoPino 9 12-15-2018, 04:49 AM
Last Post: DiegoPino
Rainbow
Audio & Video
 La Otra Historia con Memo Anjel [ Isaac Asimov- Fundacion]
DiegoPino 57 12-02-2018, 01:45 AM
Last Post: DiegoPino
Rainbow
Audio & Video
 La Otra Historia con Memo Anjel [ Desarrollo, Crecimiento y Progreso ]
DiegoPino 39 12-02-2018, 01:41 AM
Last Post: DiegoPino

Forum Jump:


Users browsing this thread: 1 Guest(s)